322 350 3367

info@vivecolombia.co

Compare Listings

Guía para hacerte el mejor selfie para Tinder (o cómo huir del autorretrato cutre frente al espejo del baño)

Like/Nope. Una decisión que se toma de un vistazo en apenas un segundo. O menos. En ese lapso de tiempo una foto de nuestro perfil en Tinder puede impulsar una decisión positiva o negativa. Podemos tenerlo todo a favor: buen trabajo, sin hijos, sin compromiso, una bonita sonrisa… pero un autorretrato mal resuelto (desenfocado, mal expuesto, mal encuadrado…) pueda dar al traste nuestra aspiración en Tinder. Ni un mísero Match.

F22a0008

Hay mucha ciencia detrás del autorretrato. No son fáciles. Ni siquiera un buen fotógrafo de retratos tiene porque conseguir aparecer bien en un autorretrato. No solo es cuestión de saber manejar la cámara, controlar la luz o saber posar (de partida fundamental), que sería el primer paso. Es más que eso. Es saber conectar con la mirada, mostrar naturalidad, o simplemente ofrecer una irresistible sonrisa y unos ojos brillantes.

No es una foto cualquiera. Es la que nos puede abrir la puerta a nuestra próxima relación. Sabemos que en Tinder tiene más importancia. Así que deberíamos cuidar todos los detalles para conseguir un buen autorretrato. Incluso sin tener Tinder Gold. Vamos a ver algunos consejos que nos asegurarán un mejor resultado (el Match no, pero igual es más probable), con la ayuda de algunos fotógrafos especialistas.

F22a0002

Errores comunes a evitar en los autorretratos para Tinder

F22a0003

A menudo encontramos que la foto de perfil en Tinder es la misma foto que se usa para Whatsapp, Instagram e incluso Facebook. Fotos desenfocadas, ropa o pelo descuidado, la luz inapropiada o incluso expresiones poco favorecedoras. Por no ahondar en esos selfies frente al espejo del cuarto de baño que muestran más del entorno (urinario incluido) que de nosotros. Nope.

Tampoco resulta fácil escoger una foto que tenemos en el móvil. A menudo seleccionamos alguna que nos hicimos en una fiesta, o en un evento donde íbamos vestidos de gala para la ocasión. Pero recortamos para que no salga el resto del grupo con el que nos hicimos la foto. El recorte es tan arbitrario que corta parte de nuestro cuerpo. Ampliamos tanto para escoger el rostro que la foto está pixelada. Nope.

Paola Rojas

Mostrar lo que no somos. Es otro fallo frecuente. No hay nada peor como mostrar una imagen que no tiene nada que ver con nuestra realidad. Para eso, Paola Rojas (@paolarojash en Instagram), fotógrafa y directora de arte colombiana, nos indica claramente:

“Proyectar algo que no eres: sé que todos queremos mostrar nuestro mejor lado pero hay una delgada línea en mostrarse estéticamente y mentir. Por eso es mejor evitar retocarse o modificar partes de nuestro cuerpo que no nos gusten. Al final muchas personas en Tinder quieren encuentros reales con personas reales, no con un filtro de perrito”.

Consejos técnicos para mejorar

Aunque lo apostemos todo a automático (que a menudo resuelve bien) no está de más tener en cuenta algunos aspectos técnicos que podemos cuidar para mejorar nuestros autorretratos:

  • Cuidar la composición: no hace falta ser un gran experto, simplemente pongamos sentido común y no cortemos partes del cuerpo ni la cara. Evitando que estemos rodeados de objetos que quiten relevancia a nuestro rostro. Evitar todo lo que distraiga. Por supuesto, si el fondo es neutro y hace buen contraste con el color de nuestro pelo y ropa, pues mucho mejor, lograremos que el retrato destaque.

  • Si apostamos por el móvil, ya sabemos que la cámara delantera suele ser menos capaz que las traseras. A menudo tiene un objetivo menos luminoso, así que solo tenemos que compensarlo seleccionando un lugar con la mejor luz natural posible. Olvidemos el flash y nos aseguramos que el enfoque se realiza a nuestro rostro. Luego solo falta poner el autodisparador o temporizador para que tome la captura tras unos segundos y así nos da tiempo a prepararnos y no tener que estar pendientes de pulsar el botón. Aunque si apoyamos el móvil en un lugar seguro seguro, mucho mejor, nos aportará más estabilidad y asegurará mayor nitidez.

  • A menudo tenemos que realizar algún retoque a nuestra captura: para hacer un pequeño recorte, para mejorar el contraste o ajustar el brillo. Para ello podemos apostar por aplicaciones tan eficaces como Snapseed (disponible para Android e iOS), Photosphop Fix (también para Android e iOS), entre otras.

Pero… ¿cómo debemos posar para un autorretrato? ¿hay alguna clave?

Rebeca Cygnus Autorretrato artístico de Rebeca Cygnus

Rebeca Cygnus, artista visual y fotógrafa (@rebecacygnus) especialista en autorretratos (y confiesa que durante un tiempo usuaria de Tinder) nos da algunas indicaciones precisas: “lo principal es la naturalidad ante todo. Tanto en la actitud, como en la pose. Por lo que conviene evitar posiciones rígidas, manos tensas, expresiones faciales forzadas…”.

“Lo principal es la naturalidad ante todo. Tanto en la actitud, como en la pose. Por lo que conviene evitar posiciones rígidas, manos tensas, expresiones faciales forzadas…”

Y detalla: “También es aconsejable no pegar ciertas zonas del cuerpo como los brazos al cuerpo o el cuello a la barbilla. Sobre todo, las manos son un claro espejo de la naturalidad de una pose. Unas manos rígidas y tensas pueden quitarle toda la naturalidad a la imagen”.

Así que ya sabemos, ensayemos cómo colocar las manos. A menudo es un buen consejo mantenerlas ocupadas, apoyadas… pero nunca de forma forzada. Buscando una postura natural, que solamos tener cuando estamos relajados.

Autoretrato Augusto Haro Autorretrato de Augusto Haro

Por su parte, Augusto Haro, fotógrafo profesional (@augusto.haro) y con experiencia en retratos para Tinder, nos apunta que hay que “evitar elementos que distraigan o que se fusionen con uno mismo. Por ejemplo, evitar postes que estén detrás y sobresalgan por la cabeza. Además, hay que buscar texturas adecuadas en color, que no distraigan y lograr armonía simétrica. Por último, mantener una paleta de colores uniforme, donde los colores del ambiente sumen al retrato y no resten la atención”.

Nuestra ropa y su color, peinado, maquillaje… deben ser apropiados a como somos y como vestimos habitualmente. Esa con la que nos sentimos bien, con la que acudiríamos a nuestra primera cita, que nos identifique con nuestra personalidad. Nada de “disfrazarnos” porque estaríamos mostrando una versión poco realista de nosotros mismos.

Hay que tener en cuenta que podemos posar de una manera que normalmente no haríamos. A veces es mejor ser espontáneos, sin tiempo para pensar, como apunta Nicholas Goodden, fotógrafo británico que ofrece este tipo de fotos entre sus servicios, que es la estrategia que sigue cuando hace este tipo de fotos a sus clientes: caminan y charlan y en un momento sorpresa les toma una foto. Sin tiempo para pensar.

Consejos para posar con naturalidad para hombres y mujeres

Dating Profile Photos Goodden 02 Foto de Nicholas Goodden

Cuando ya tenemos el escenario, la ropa y los detalles decididos. Es el momento de empezar a posar. No es fácil. Si no somos modelos, eso de mostrarnos naturales ante la cámara no se consigue a la primera. Hay que quien tiene esa facilidad, esa fotogenia, pero en caso de que no sea el caso, mejor lo ensayamos.

A nivel técnico, es esencial elegir bien el ángulo

A nivel técnico, es esencial elegir bien el ángulo. Nada de usar la cámara o el móvil muy alto o muy bajo, eso nos distorsionará en exceso. Nicholas Goodden (@nicholasgoodden), nos indica que “a menudo estos selfies pecan de tener una perspectiva extraña y pueden ocultar realmente como se ve la persona”.

Mejor encontremos ese ángulo que nos saque el máximo partido a nuestras facciones o nuestro físico. Coloquemos la cámara en un lugar seguro, activamos el autodisparador y listo. Tenemos tiempo para colocarnos. Puede que no salga a la primera, pero hacemos varias tomas con ligeras variaciones.

¿Qué ángulo es el idóneo? Todo es cuestión de probar ante el espejo. Según la ciencia el adecuado, denominado spatial agency bias, indica que el lado derecho del rostro es el más llamativo y las personas que aparecen en las fotografías con estas poses nos parecen más auténticas.

Rebeca nos apunta algún truco para posar con naturalidad: “Un buen truco es fingir cierto movimiento, como si continuáramos una escena de cine. Ya sea girándose hacia atrás y jugando con el movimiento del pelo o adelantando una pierna sobre la otra como si estuviéramos andando. Otro consejo sería repirar profundamente antes para relajar todos los músculos. Estas solo contigo mismo por lo que no hay prisa ni tensión innecesaria. Todo es ir probando y viendo con que poses te sientes mas cómodo y cuales funcionan mejor”.

Una alternativa, si andamos algo perdidos en esto de posar, es buscar por internet y probar a imitar ciertas poses. Como nos confiesa Rebeca: “para esto Pinterest es el rey del asunto. Lo uso bastante para buscar nuevos estilo, poses y más detalles. Sin olvidar YouTube, que está plagado de tutoriales sobre el tema”.

Flor Polo Diaz Mparedes 355 Foto de Augusto Haro

Por su parte, Augusto nos aconseja mantener una conversación con alguien, relajadamente y cuando se esté en el “mood” adecuado, entonces hacer las fotos. Todo esto si no queremos estar solos frente a la cámara y preferimos compañía para lograr un ambiente disentido y relajado, algo que puede ayudarnos mucho a mostrarnos naturales.

A la hora de tener en cuenta detalles del posado, “el género no debería tener nada que ver en posar. Tanto para hombres o para mujeres creo que antes de posar, es vital sentirse cómodo en el cuerpo. Como fotógrafa a veces me pasa que al principio de una sesión, las personas están muy tensas pero a medida que pasa el tiempo se sienten más cómodas en su cuerpo, se relajan y se obtienen fotos mejores. Así mismo pasa con el autorretrato, estar detrás y delante de la cámara no es sencillo”, explica la fotógrafa Paola Rojas.

Y nos apunta unos consejos básicos: “escuchar música o tener un ambiente tranquilo, tratar de pensar que nadie te esta viendo y nadie verá lo que tu no desees. También, no mirar tanto los resultados en la cámara, la idea es que te olvides un poco de tu imagen y puedas posar desde la comodidad de estar en tu cuerpo”.

“Escuchar música o tener un ambiente tranquilo, tratar de pensar que nadie te esta viendo y nadie verá lo que tu no desees. También, no mirar tanto los resultados en la cámara, la idea es que te olvides un poco de tu imagen y puedas posar desde la comodidad de estar en tu cuerpo”

Autorretratos con ambiente

Del mismo modo, descuidar el contexto del autorretrato es otro error común: “un selfie no solo comunica tu cara, también lo hace el contexto. Es importante cuidar el fondo de nuestra fotografía”, nos apunta Paola.

En este sentido, hay que incidir en que el lugar donde nos hacemos el autorretrato es importante: la luz, el ambiente, los elementos que nos rodean… son importantes. Así que un paso fundamental que no podemos obviar será decidir el lugar más adecuado donde hacernos el autorretrato. Por ejemplo, apostar por la luz natural abundante de una ventana, pero no con sol directo, aprovechando una cortina puede filtrar suficiente para que la luz sea suficiente pero tenue para evitar sombras profundas.

Dating Profile Photos Goodden 04 Foto de Nicholas Goodden

Si apostamos por una foto que nos muestre en algún lugar o haciendo algo que nos identifique o que nos apasione en vez de autorretrato de rostro o medio cuerpo, podemos sacarle partido a nuestra personalidad. Mostrar más de lo que nos gusta.

No siempre tenemos que posar estáticos mirando a cámara. Si no conseguimos encontrarnos cómodos, podemos apostar por un autorretrato haciendo algo: cocinando, bailando, cantando, saltando, caminando… si es un rasgo que nos define, o que tenga clara relación con lo que nos gusta y nos hace sentirnos bien, no lo descartemos.

Pero siempre debemos cuidar el escenario, el lugar donde nos hacemos la foto. Y los elementos que vamos a incluir, que pueden aportar detalles que refuercen nuestra imagen, personalidad o intereses.

La difícil selección: escoger el autorretrato más apropiado

Tras una o varias sesiones de autorretratos, con varios entornos, cambios de ropa, etc… al final tendremos un buen lote de fotos. Toca pasar al momento crucial que no se puede hacer con prisas, ni de forma impulsiva. Se trata de la edición: el proceso de escoger la foto o las fotos más apropiadas. Igual no son las que creíamos más apropiadas. O sí. Pero no lo tenemos suficientemente claro. ¿Cómo lo hacemos? ¿Seguimos nuestro instinto? ¿las escogemos en “caliente” o mejor las dejamos reposar y seleccionamos en otro momento? ¿cuál es la más adecuada?

Rebeca nos aconseja dejarnos llevar por nuestro instinto al escoger: “yo me inclino por la pose más natural, que estéticamente quede bien encuadrada, que no sea una pose forzada y que transmita la emoción del momento”. Aunque, también apunta: “a veces conviene pedir ayuda, ya que hay días en los que tenemos la mirada tan perspicaz. Y para pedir consejo siempre acudir a alguien lo suficientemente honesto como para darte una opinión objetiva y los suficientemente cercano para que te conozca y valore bien cómo te muestras”.


En esta misma línea se postula Augusto: “Si bien uno mismo se conoce bastante, el punto de vista externo y neutral puede ayudarnos a elegir un mejor ángulo”.

Lo que está claro es que debemos ser suficientemente autocríticos y rigurosos. Nos jugamos mucho, así que tras la ardua tarea de preparar una sesión y hacer varias fotos, mejor que nos tomemos esta parte con calma y criterio.

Nada de abusar de las aplicaciones de retoque fotográfico

Y, por supuesto, nada de abusar de las aplicaciones de retoque fotográfico. Si la foto es buena, si hemos cuidado la luz, el enfoque es correcto… apenas tendremos que retocar mucho. Mejor así, que abusar con el modo “suavizado” y que acabe pareciendo una acuarela en vez de una foto realista. Es fácil caer en el exceso de retoque, en la mayoría de aplicaciones de móvil o de PC son tan fáciles hacer ajustes básicos que puede invitarnos a “pasarnos”. Así que mejor con moderación.

Aunque Paola Rojas es muy clara: “Creo que hay que relajarse un poco con este aspecto, es decir, no es un autorretrato de artista, es para Tinder… Sin embargo creo que es importante ver que proyectas, no tiene nada que ver con lo atractivo que puedas ser, sino que tu foto esté alineada con tu propósito de estar en esa red social”.

¿Nada de esto te funciona? Busca ayuda de un fotógrafo

Si a pesar de todo, no encontramos forma de conseguir un autorretrato satisfactorio, podemos buscar ayuda de un fotógrafo. Como nos apunta Nicholas Goodden, a menudo los que llegan a contratarle no saben muy bien lo que quieren, simplemente buscan buenas fotos de perfil.

El propio Goodden confiesa que “pasé bastante tiempo en webs de citas con éxito. Es crucial tener buenas fotos, la triste verdad es que la mayoría de la gente mira la foto primero y ni siquiera leerá el perfil si no les gusta la foto, la primera impresión es la clave aquí“.

La garantía de acudir a un fotógrafo especialista es que hará que las fotos se vean naturales y no “cante” que se fueron realizadas por un profesional.

Pero… siempre puede quedar esa sensación negativa de que la foto de perfil en Tinder es demasiado “profesional”. Aquí, Nicholas nos explica que “suelo disparar siempre al aire libre con luz natural, donde las fotos deben parecerse a las de un amigo suyo que es bueno con la cámara y no de un profesional”.


Es fácil encontrar algún profesional que pueda hacernos una foto de perfil para Tinder, por ejemplo, navegando por la web encontramos fotosparaligar.com, donde explican claramente sus servicios y tarifas, sin complicaciones. Y otros como archerphoto.eu, bookdefotos-madrid.com, josepedrosalinas.com o samdelirium.com. Buscando por ciudades podemos encontrar posibilidades.

Así que no será por opciones para lograr un autorretrato exitoso. Otra cuestión es que consigamos éxito en Tinder, pero al menos la primera impresión la cuidaremos al máximo. El próximo Match no está esperando.

Foto inicio | Nicholas Goodden

También te recomendamos


Guía de fotografía de mascotas: ideas y consejos esenciales para hacer mejores fotos a tu perro o gato


Cómo usar la apertura en fotografía para hacer mejores fotos y ser más creativos


Guía de fotografía de fauna salvaje: esto es lo que nos recomiendan algunos de los mejores fotógrafos


La noticia

Guía para hacerte el mejor selfie para Tinder (o cómo huir del autorretrato cutre frente al espejo del baño)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jesus León

.

La entrada Guía para hacerte el mejor selfie para Tinder (o cómo huir del autorretrato cutre frente al espejo del baño) se publicó primero en Unlockers Cloud Colombia.

img

cruz4d3r

Publicaciones relacionadas:

Hindú ganó y es el pentacampeón del Nacional de Clubes

Superó a Jockey de Rosario por 18 a 13 (Foto Baires) (Shining Porras Design n’ Photography...

Continuar leyendo
Por cruz4d3r

Morena pactó encuesta para elegir a su próximo dirigente nacional

(Infobae) Tras meses de confrontación interna, la secretaria general en funciones de presidenta...

Continuar leyendo
Por cruz4d3r

Festival de cine de Mar del Plata: últimos films en competencia y recuperación de melodramas clásicos

Jurado de la Competencia Internacional: Nicole Brenez, Birgit Kohler, Lee Ranaldo, Maialen Beloki...

Continuar leyendo
Por cruz4d3r